miércoles, 10 de diciembre de 2008

Publicidad, alienación, espectáculo, animales:

Herramienta más que poderosa la publicidad, ideologizante tanto o más que otros aparatos políticos, y a la par, claro, valorizante (capaz de generar, adoctrinar, mostrar-enseñar valores , conductas, actitudes).

Arma de doble filo la publicidad ,pero que únicamente o más bien, generalmente, a la cual acceden a ella para poder publicitar, instituciones, organismos,personas que cuentan con los medios económicos para promover en este sistema especista la venta-compra-intercambio-robo de animales(sean vivos, como cadáveres o transformados sus cuerpos y despojos en “objetos” y “productos”, instrumentos, vehículos, esto es cosificando las vidas de los animales, también como sucede con los propios humanos con la venta de su fuerza de trabajo, pero con o para los animales no hay un acuerdo mutuo).

El consumo de animales y sus métodos de explotación, tortura, uso, cosificación, no es para nuevo, como tampoco lo es la empatía hacia ellos, pero con el desarrollo de la revolución industrial, el crecimiento del capitalismo en el último siglo, ha convertido esta práctica en algo instituído ,dogmatizado, incuestionable por parte de los teóricos y prácticos de la explotación animal, requiriendo para esto de gente pasible de legitimar la explotación sin crítica alguna, negando algo relacionado con el raciocinio, ahí entra a jugar la alienación, cuando se consume muerte o tortura animal(léase carne,leche, huevos, miel, cuero, piel...) y no se permite la disidencia con estos patrones de dominación a los demás animales, porque claro, “salió en la tele”, siempre se ha comido carne,siempre, siempre, siempre se recurre al siempre como una “verdad” marcada a fuerza de sangre, y marcada como en la yerra, a fuerza de fuego, pero no es así, no siempre la humanidad ha consumido en toda su totalidad animales o los ha explotado, es el propio capitalismo el que se ha servido de eso para no generar brechas de pensamiento en campos diversos, y caso particular requiere el de la desobediencia a la institución carne, donde todos los sectores políticos, desde izquierda a derecha hacen oídos sordos, caso omiso a la liberación animal puesta en práctica militante como lo es el veganismo(supresión de la explotación animal-entendiendo la negación a participar de la mecánica de la muerte, reclusión de animales para su uso-).

Que hayan cosas que se muestran incuestionables no significa nada, es pensar que las sociedades tal como están, van a continuar, y no hay cambios posibles, o que hay que esperar a mesías(políticos rentados, religiones, etc) para que las cosas cambien, mientras tanto la injusticia continúa, la desinformación campea a nuestros costados y espaldas, ya que el poder económico es quien domina a la publicidad para generar más y más dinero, y sí, el capitalismo es eso, generar más y más dinero, no importa de qué forma...

Mientras tanto, vemos pasar la vida, la explotación y la muerte de los animales sin siquiera cuestionar los mensajes que irónica, sutilmente(a veces la sutileza no existe tampoco) vemos y escuchamos, creyendo que todos los novillos son alegres de morir por y para los humanos, que es natural y bueno que la señora vaca nos dé la leche de su propio hijo para los caníbales humanos(qué buenxs padres y madres humanxs dejarían a su críx sin alimento???, no estoy hablando de compartir, porque eso es algo que se establece entre las personas, a los animales no se les contrata, se les explota), pero bueno, el yogur, el dulce de leche es rico, no me molesten que quiero disfrutar tranquilo de esto(¿se saben los datos que permiten determinada cantidad de sangre, pus en los lácteos?, eso te parecería rico!!, lo dudo, porque lo que proviene de la sangre de otros no puede ser delicioso...).

Lo que se oculta, por ende, se desconoce, los productos pueden ser mostrados como las panaceas del placer, pero no en carne propia, sino en carne ajena, carne del prójimo que no se ha podido defender de la organización que la explotación animal tiene tendida desde nuestrxs vecinxs, consumidores acríticos, educadxs y formadxs para ser parte de una mecánica perversa, en la cual juegan un papel más que importante, más del que cotidianamente se piensa, porque con esa sumisión ejercida ante la realidad, generan una legitimidad que se autoreproduce casi sola...

No podemos decirnos libres si al mismo momento estamos encadenando a otros seres indefensos, no somos independientes en nuestros actos cotidianos, porque no hemos decidido de forma autónoma lo que vamos a comer, usar, eso nos lo han impuesto sin mostrar incluso que hay otras formas de vida, vida con mayúsculas.

La publicidad especista, a través de la educación encuentra y elabora de forma disfrazada ,espacios importantes para reproducir socialmente estos mecanismos, imponiendo ideológicamente con este aparato estatal(y muchas veces privado) una forma de vida artificial a las necesidades innatas de los niños y niñas , produciendo en cadena seres para el consumo, como futuros explotadores directos e indirectos de los animales, tanto a través de juegos donde las armas toman un papel importante en el relacionamiento con los animales y el entorno...(se ve de forma “normal” niños jugando con armas, pero ninguna he visto niños con plantas jugando o relacionándose de forma empática con el ambiente).

La imposición, cuando no se plantea resistencia de forma cotidiana, tiene a su paso mucho trecho libre, liberado pero para esclavizar y enajenar a la misma vez, suponiendo que eso ya pautado “es lo que hay”, y con eso no se juega, no se discute, no se puede plantear alternativas al estatus quo de los humanos, eso está muy mal visto, es como contraponerse a toda nuestra bendita especie, no importa si somos pobres o ricos, en ese momento todos los humanos somos iguales, porque la explotación no debe parar...



Esto es algo de lo que podemos escuchar a diario, en los medios de comunicación, frases creadas en la autoridad, la superioridad de la especie humana por sobre las demás(esto tiene un fuerte basamento en la religión judeocristiana en el caso de la civilización occidental), en el sistema que impera, pero no está relacionado directamente con el capitalismo ya que la publicidad más efectiva muchas veces es el llamado “boca en boca”, la oralidad en otros tiempos era lo que jugaba un primordial papel, el especismo en otros sitios se impone por tradición, se piensa que en algunos lugares son más respetuosos los grupos humanos con los animales, cuando se ejemplifica a los hindúes como respetuosos, pero no se analiza de otro punto de vista, no matan a las vacas llamadas sagradas porque de ellas obtienen combustible(de la bosta,para cocinar), “alimento”(de la leche), las usan como herramientas para trabajar los campos, es una explotación diferente, por eso también muchas personas vegetarianas salen a decir, yo soy ovolacto-vegetarianx porque desconocen lo que realmente sucede ,y total, no las matan...no las matan pero las explotan día a día de otra forma, pero las explotan y cuando ya no produzcan más, la muerte es segura...

El respeto es entero o no lo es, a ver , vayamos a un ejemplo entre humanos: A)una persona viola a una persona;B)el violador viola y mata a otra persona.

Pregunta:¿¿el violador fue “más respetuoso” con la persona a quien “sólo violó”????.

Las analogías muchas veces sirven para caer a tierra, por más “duras” que parezcan, porque dura es la realidad de quien no puede defenderse, y que no logra entender qué pasó entre su nacimiento, qué pasó con sus ganas de saltar, dormir, jugar, vivir...

Desde la liberación animal, no buscamos más justicia, sólo luchamos por ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario